Camisita


Yo no tendré camisita,

como tienen los bebés;

ni pañalito pequeño,

ni peuquito a los pies.

Yo desnudita moriré…

Yo no tendré el buen abrazo

que da la mamá al nacer,

ni los derechos… del niño…

No tengo ningún poder.

Todo me ha sido robado,

de la cabeza a los pies.


Dicen que no soy persona

porque ahora empiezo a crecer.

¡Mamá!

¿Qué tienes dentro de ti?

Un objeto, animal raro…?

(Si yo me parezco a ti)

Esto te han hecho creer;

y me arranca de tu vientre:

LEYES, hombres y porqués…


Podrías darme otra madre,

si me dejaras nacer…

La cubriría de besos,

de amor y mucho querer;

sería su alegría en vida

y consuelo en su vejez.


¡Madre! escucha mi corazón;

late fuerte;¡tan pequeño!…

como el tuyo late también.

Estoy flotando, en silencio,

y crezco a todo meter

esperando, madrecita,

que tú me sientas mover.

para darme camisita

como a todos los bebés.


Mª Rosa Andorrà